Volver al Inicio

Third slide

EVA PERON: NUESTRO HOMENAJE AL CUMPLIRSE EL 70° ANIVERSARIO DE SU FATIDICO DECESO

1952 - 26 DE JULIO - 2022

Foto del Autor
Por Centro de estudios y de investigaciones históricas “JUAN DOMINGO PERON”

Hoy, 26 de julio, se cumple un nuevo aniversario, el septuagésimo, del fallecimiento de EVA PERON, de EVITA como cariñosamente la llamó su pueblo. Su breve vida política de siete años, fueron suficientes para entrar en la historia grande de la Patria con una obra maravillosa que se llamó: “FUNDACION EVA PERON”. Desde ese lugar, sembró la Patria de Hogares Escuelas para la niñez desprotegida, policlínicos y barrios obreros, hogares de tránsito y de ancianos, y no suficiente con ello, catapultó a la mujer a la vida política con el voto femenino e hizo posible que por primera vez en la historia la mujer ingresara al Congreso y a las Legislaturas provinciales.

Tal fue el sentimiento popular de adhesión que despertó en el pueblo y en particular en la clase obrera que, el 22 de agosto de 1951 en un cabildo abierto de más de un millón de almas, la CGT promovió su candidatura a la vicepresidencia de la Nación. Renunció a ese honor, pero no a la lucha que duró hasta el último día de su vida. Tal fue el odio y el miedo que despertó en la oligarquía y en los mandos militares gorilas que, producido el golpe de Estado de setiembre de 1955, su cuerpo inerte fue secuestrado de la CGT y enviado al exterior, no sin antes sufrir lo macabro de su mutilación.

En su breve vida política nos dejó el legado de una obra maravillosa para los humildes de la Patria, y ya muerta, se convirtió en bandera de lucha por la liberación nacional y la justicia social. Fueron generaciones las que, honraron con el tributo de sus vidas aquella sentencia histórica: “Mi gloria ha sido y será el escudo de Perón y aunque deje en el camino jirones de mi vida, yo se que ustedes lo llevarán como bandera a la victoria”.

Sus discursos encendidos directos y sin rebusques académicos tuvieron como blanco a la oligarquía y a su socio secular: el imperialismo.

La profundidad de sus mensajes y lo maravilloso de sus obras se hizo carne en el pueblo que la amó apasionadamente, tan apasionadamente que, aún hoy y a pesar de los  judas y de los fariseos, sigue viva en el corazón de millones de compatriotas a través del testimonio de la trasmisión generacional.

Para EVITA no existía la falsa dicotomía pequeña-burguesa del feminismo, porque comprendía que, el sistema liberal-capitalista explota por igual al hombre y a la mujer y que, si es mayor la explotación de la mujer es porque, tenemos un Estado permisivo que permite esa explotación, a pesar del contenido protectorio que a la mujer le supo brindar el Peronismo a través de la reforma constitucional de 1949, de la Ley de Contrato de Trabajo y de los convenios colectivos.

EVITA no admitía la democracia liberal irresoluta del posibilismo del “no se puede”. Para EVITA solo existía la democracia social del Peronismo, esa que se inspira en el cambio revolucionario de las estructuras del privilegio y de la dependencia, esa que convierte al ciudadano ocasional en un sujeto existencial comprometido con la vida misma de la sociedad.

EVITA no admitía los dobles discursos y la genuflexión frente al poder oligárquico, y en vida sentenció: “los tibios y los indiferentes, las reservas mentales, los peronistas a medias, me dan asco, me repugnan porque no tienen olor ni sabor”.

EVITA tenía claro la razón de ser de la existencia del Peronismo, por ello sentenció en vida: “Frente a un mundo de pueblos sometidos, Perón levantó la bandera de nuestra liberación. Frente a un mundo de pueblos explotados, Perón levantó la bandera de la justicia”.

EVITA, no tuvo reparos en llamar por su nombre al imperialismo y a condenar sin reservas a la oligarquía, esa que hoy se expresa institucionalmente a través de la Mesa de Enlace y que otrora fogoneó el golpe de estado de marzo de 1976 a través de la APEGE: “A Perón y a nuestro pueblo –sostenía en vida- le ha tocado la desgracia del imperialismo capitalista”, naturalmente se refería a Estados Unidos, y agregaba: “Yo los he visto de cerca y en sus miserias y en sus crímenes….. pero  más abominable aún que los imperialistas son los hombres de las oligarquías nacionales que se entregan regalando por monedas la felicidad de su pueblo”.

Hoy más que nunca, en nuestra batalla contra el neoliberalismo y frente al avance del poder oligárquico (el real y el formal que se expresa a través de Juntos por el Cambio en el Congreso) se impone revivificar el pensamiento revolucionario de EVA PERON, de la EVITA real, tantas veces vilipendiada, injuriada y deformada por la intelligentzia, tanto del establishment oligárquico como del progresismo de los Feinmann y de los Tomás Eloy Martinez.

Su Peronismo y su lealtad incondicional hacia el Gral. Perón jamás reconoció de fisuras y quedó grabado para la historia con aquella definición: “….. Yo tengo una sola cosa que guardo, la tengo en mi corazón, me quema en el alma, me duele en mi carne y arde en mis nervios: es el amor por este pueblo y por Perón”.

Las lecciones de la historia son fundamentales para comprender la Argentina de nuestros días y para diseñar el futuro de liberación y de justicia social que nos merecemos los argentinos. –

CORRIENTES, 26 de julio de 2022

CENTRO DE ESTUDIOS Y DE INVESTIGACIONES HISTORICAS “JUAN DOMINGO PERON”

Norberto Santiago Soto

Hector Oscar Castillo

Ramón A. Salazar Pelato

Maria Cristina Preckel

Ramón Aguedo Gómez

Juan Manuel Roldan

Daniel Abrahan Bordon

Maria Gregoria Pérez

Gladys Noemí Soto

Fecha: julio 26, 2022