Volver a la tapa

¿Qué es el hidrógeno verde?

Foto del Autor
Por Mabel Herrera *
Logo

El hidrógeno es el elemento químico de número atómico 1, representado por el símbolo H. Con una masa atómica de 1,00797, es el más ligero de la tabla periódica de los elementos. Por lo general, se presenta en su forma molecular, formando el gas diatómico H₂ en condiciones normales. Este gas es inflamable, incoloro, inodoro, no metálico e insoluble en agua.

Fue descubierto tras el big-bang por el físico químico Henry Cavendish en el año 1766. Es de gran uso en el área industrial, en fertilizantes y para refinar amoníaco y combustibles fósiles.

Ahora se denomina al hidrógeno verde como un vector energético. Es un combustible como el petróleo, el GNC, y puede utilizarse para la movilidad de cualquier porte, autos, camiones, aviones, barcos, también para calefaccionar, cocinar, etc.

Como fuente energética, el hidrógeno tiene dos puntos fuertes, por un lado, posee un alto poder energético por peso, hasta tres veces superior a los combustibles fósiles y por el otro, en vez de dióxido de carbono -lo que emiten los combustibles fósiles- lanza a la atmósfera vapor de agua.

Los colores del hidrógeno

La tendencia actual es nombre al hidrógeno según colores pero se refiere solamente a la forma de obtención.

El hidrógeno verde es aquel obtenido por un proceso físico-químico llamado electrólisis del agua con energía eléctrica procedente de las energías renovables (eólica, solar, biomasa, hidráulica, mareomotriz, etc)

En la electrólisis del agua, la electricidad se utiliza para descomponer el agua en sus componentes elementales: hidrógeno y oxígeno. Utilizando este método, se obtiene un producto final de alta pureza y resulta factible tanto a escalas pequeñas como en grandes.

El dispositivo que se utiliza para llevar a cabo la electrólisis del agua es una cuba electrolítica que consta de una serie de células, cada una con un electrodo positivo y otro negativo. Los electrodos se sumergen en un electrolito) agua eléctricamente conductora, agregando los iones del hidrógeno, generalmente bajo la forma de hidróxido alcalino e potasio, para facilitar la migración de iones.

El ánodo (electrodo positivo) es generalmente de níquel y cobre y está recubierto con óxidos de metales como manganeso, tungsteno rutenio, el cátodo (electrodo negativo) es generalmente de níquel, revestido con pequeñas cantidades de platino como catalizador. Sin el catalizador, el hidrógeno activo se acumularía den el electrodo o bloquearía el flujo.

El separador de gas o diafragma se utiliza para evitar que se mezclen el hidrógeno y el oxígeno, aunque permite el paso libre de iones.

Puede almacenarse como un gas cualquiera en tubos, transportarse por ductos, incluso almacenarse en forma sólida formando hidruros.

Otro punto importante asociado a la producción de hidrógeno, es que su proceso de obtención permite también la obtención de oxígeno. Como bien conocemos, una molécula de agua se compone de dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, a partir del proceso de electrolisis y la descomposición de la molécula de agua, cada dos partes de hidrógeno se obtiene una de oxígeno, el cual puede tener utilización industrial o medicinal, cuya disponibilidad resultó vital en los momentos más álgidos de la pandemia.

El potencial argentino

Voy a citar a Diego Franco que es profesor de Energías Renovables de la Universidad Católica de Córdoba y uno de los primeros impulsores de la energía eólica en Arauco, La Rioja, cuando afirma que sobre el hidrógeno verde «Argentina no estuvo durmiendo la siesta y alguien vino de afuera a despertarnos.” Refiriéndose a las experiencias de:

– La Planta Experimental de Hidrógeno en Pico Truncado, provincia de Santa Cruz

– La Planta de Hidrógeno de la empresa Hychico en Comodoro Rivadavia, Chubut

Y los anuncios de los Proyectos en Sierra Grande, Rio Negro y Bahía Blanca.

Asimismo debemos poner en valor el trabajo que se viene realizando desde el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial), Universidad Nacional de Córdoba (UNC), laboratorios y grupos de investigación en nuestro país que ahora están emergiendo y pueden mostrar sus avances en la temática. A la par de formación de recurso humano a nivel de pregrado, grado y postgrado. Citamos al Instituto Superior de Educación Técnica de la provincia de Santa Cruz (INSET) y la Ingeniería Electromecánica con Orientación en Energías Renovables, formando técnicos e ingenieros para desempeñarse en el sector desde hace más de una década en cooperación permanente de la Planta Experimental de Hidrógeno de Pico Truncado.

Todo se encamina para que la producción de hidrógeno verde genere a futuro grandes beneficios a la humanidad y para aquellos países que su geografía los haya dotado de ventajas comparativas en la disponibilidad de energías renovables. Al mismo tiempo el desafío es reducir las brechas para su desarrollo, para lo cual es necesario un fuerte trabajo coordinado entre las partes involucradas, incluido gobiernos, universidades, empresas pymes y grandes, sistema científico tecnológico, inversores, sindicatos y la comunidad en su conjunto.-

(*) Profesora y Lic. en Física – Jefe Dpto. Técnico y Capacitación – Planta Experimental de Hidrógeno- Pico Truncado, Santa Cruz