Volver a la tapa

Juan Filomeno Velazco – EL PRIMER GOBERNADOR PERONISTA EN LA HISTORIA DEMOCRÁTICA DE CORRIENTES

“Fue el gobernador más extraordinario que tuvo Corrientes en toda su historia”. (Vida y obra del General Velazco, de Barrios Raúl Héctor)

Foto del Autor
Por Germán Wiens
gwiens@revistaliberacion.com.ar
Logo

Este hijo de Corrientes nace en la ciudad de Esquina el 5 julio de 1892, ingresó al Colegio Militar de la Nación en 1910, donde comparte la habitación con Juan Domingo Perón, con quien sella una férrea amistad. Egresó del Colegio Militar como subteniente en la misma promoción que su amigo en diciembre de 1913.

Ocupó diferentes destinos militares hasta que en 1943 es designado, por muy poco tiempo, como interventor de la Provincia de La Rioja por el Presidente Pedro Pablo Ramírez.

Su formación e integridad personal le valió ganarse la confianza de sus camaradas y también su comprensión, cuando tomó la iniciativa de organizar una fuerza policial capaz de resolver los delitos federales, creando la Policía Federal Argentina y siendo su primer jefe, cargo que desempeñó hasta el 7 de julio de 1947.

Formó parte del grupo de militares que apoyaron el ideario peronista. El general Velazco cosechó mucho prestigio como oficial dentro de la fuerza por su personalidad, temple y coraje, consagrándolo como un soldado de carácter firme y decidido ante cualquier suceso de orden público que la institución militar o policial le demandó.

El 17 de octubre de 1945, cuando su amigo y jefe político el coronel Perón se encontraba preso primero en Martín García y luego en el hospital militar y “el subsuelo de la patria sublevado” irrumpió como un volcán humano a las calles de Buenos Aires e interior del país con la consigna “queremos a Perón”, su participación fue gravitante al frente de la Policía Federal Argentina para que esa jornada histórica que vivió la nación toda, se corone con el triunfo del día de la lealtad popular. Sin Velazco, el 17 de octubre no hubiese traspasado la crónica de una frustración colectiva”. (Pereyra Pavón prólogo Ob.Cit.)

En las elecciones nacionales, del 24 de febrero de 1946, el peronismo ganó en todo el territorio nacional menos en la Provincia de Corrientes. La impronta conservadora en la alternancia gubernamental llevó la fórmula liberal Ernesto Meabe – Daniel Speroni. Al no tener los electores suficientes para su consagración en el Colegio Electoral, los autonomistas y liberales en forma conjunta, votan al candidato radical Blas Benjamín de la Vega a gobernador para evitar la posibilidad de un mandato peronista.

Además del “fraude electoral” que consagró al menos votado de la Vega vinculado a la Asociación de Comercio, declaró un lock out comercial contra un aumento de salarios y el otorgamiento de aguinaldo a todos los trabajadores. Se produjo una manifestación de trabajadores que derivó en numerosos actos de violencia que obligaron a los comercios a abrir sus puertas.

El Presidente Juan Domingo Perón decreta el 4 de septiembre de 1947 la Intervención Federal a la provincia de Corrientes y designa como Interventor al general Juan Filomeno Velazco.

En el año 1948 sectores políticos aliados al Interventor Velazco le ofrecen que se postule como candidato a Gobernador de la Provincia, convoca a elecciones y renuncia. Las elecciones se realizaron el mismo año y dan el triunfo de la fórmula que encabezó acompañado por Fernando Irastorza como vice.

Así el general Velazco se convierte en el primer gobernador peronista en la historia democrática de la provincia, iniciando una etapa de verdaderas transformaciones en toda la geografía correntina a través de la obra pública, en Vivienda, Educación, Salud, Justicia, Caminos y Seguridad.

Ejecutó el primer plan de viviendas para los trabajadores construyendo en toda la provincia más de 800 y en la capital correntina los Barrios Perón y Evita, hoy convertidos en residenciales.

Además, en la capital se instaló la Fábrica Tipoití (Hilandería) por los beneficios del Poder Ejecutivo, construyó el “Hogar Escuela”, el “Aero Club”, reestructuró la “Cárcel Penitenciaria”, creó la “Casa de Corrientes” en la Capital Federal, fundó el “Banco de la Provincia de Corrientes”, construyó el “Hotel de Turismo” en la costanera, el edificio de la “Aduana”, se organizó el Poder Judicial dotándolo de una estructura edilicia para que funcione el Superior Tribunal y creó la Fiscalía de Estado.

En salud, se crea la Dirección General de Hospitales y construye el Pabellón Materno Infantil, en Paso de los Libres se construye el Hospital Regional.

En matera vial, construye la Ruta Juan Domingo Perón con una extensión pavimentada de 400 Km. que bordea el Paraná uniendo la ciudad de Corrientes y Esquina y el puente sobre el río Corriente, que une Goya y Esquina.

En lo referente a proyectos legislativos, se destaca el funcionamiento de los Concejos Deliberantes en todas las comunas. Y la convocatoria para la reforma de la Constitución Provincial, que fue sancionada y puesta en vigencia.

Son innumerables las obras que consiguió para su ciudad natal, que se realizaron bajo la conducción del Intendente Emilio Hansen, el Hospital “San Roque”, el Centro Administrativo “General San Martín” el cual albergó el Palacio Municipal, Juzgado de Paz, Registro Civil, y la Receptoría de Rentas. El Barrio Obrero, el Matadero Municipal, el mercado Frigorífico, Fábrica de Hielo, el Edificio de Correos y Telecomunicaciones y el Edifico de Administración de Obras Sanitarias dando el servicio de agua potable, pavimentó las calles.

El general Velazco introdujo una visión en el tiempo que le tocó gobernar contraria al pensamiento aislacionista del conservadorismo, rompió con el atraso del poder dominante. Debiera hoy ser un ejemplo para las nuevas generaciones de peronistas correntinos y también de otros partidos para salir de los primeros puestos, de desocupación, bajos salarios, deserción escolar, inseguridad, pobreza e indigencia y encarar un verdadero camino de desarrollo.