Volver a la tapa

Fabián Ríos

SEREMOS UN GOBIERNO AMIGABLE CON LOS DEBILES Y FIRME CON LOS PODEROSOS

Foto del Autor
Por Revista Liberación
editorial@revistaliberacion.com.ar
Logo

El candidato a gobernador por el Frente de Todos considera que es necesario cambiar la ética del estado porque la actual está distorsionada. En diálogo con Liberación hizo un diagóstico situación provincial y delineó algunas de sus propuestas.

“Había que priorizar las coincidencias para que haya un frente político que cambie el rumbo” dice Fabián Ríos ante la observación de que parecía retirado de las posibles candidaturas. “Se construyeron consensos y logramos expresar una síntesis dentro de la diversidad. Fue una construcción, una conjunción de organizaciones sociales, de campesinos, de sectores populares, de gente que está cansada de un modelo que lleva veinte años”

A partir de su nominación a la gobernación, cuenta que hizo un rápido repaso de los ejes de campaña del 2009 y “siguen vigentes, son los mismos, porque se habla de industrialización y desarrollo pero que nada cambió en Corrientes”.

“El problema del empleo es endémico” y asegura que “la precarización volvió a dispararse” y que se puede comprobar observando el volumen de la economía informal, de la changa. “La pandemia afectó, pero el tema es estructural y los datos son reales” por eso “el empleo digno es la gran solución a los problemas que ocurren en nuestra provincia y nosotros vamos a recomponer nuestra sociedad a partir del trabajo formal” señaló.

En su diagnóstico están presentes las vicisitudes de mujeres y hombres de más de 65 años que no pueden acceder a una jubilación, mientras que los jóvenes ven restringidas sus posibilidades de acceder al mercado laboral. “Después de 30 años de actividad deberían poder jubilarse, sino el futuro para los jóvenes es cuento”

La propuesta del Frente de Todos es lograr que los jóvenes vean futuro en su provincia y para lograrlo se necesitan industrias, trabajo e inclusión.

Desde su punto de vista “Valdez hizo campaña un paso delante de Colombi, porque este había ordenado la provincia, por eso dijo que iba a activar la producción y mejorar la infraestructura. Fueron dos décadas de promesas electorales, de hacer parecer que las cosas cambian, para que nada cambie. Antes era el puerto de Itá Ibaté (sin estudio de factibilidad) que no existe y para ahora será el puerto de Ituzaingó (que no tiene financiamiento) y que nunca va a existir”.

“Corrientes sufrió un proceso regresivo, con muchos desocupados y poca industria. La distribución del ingreso también es regresiva. La coparticipación aumento un 60 % y el incremento a los trabajadores públicos fue del 30%. Deben cobrar un salario digno, no con plus, aunque esto sea cultural, porque no es la forma”.

A Ríos le gusta referirse a la igualdad de oportunidades y busca la confianza de las y los correntinos que se sientan identificados con estas propuestas para lograr el cambio de modelo por uno que tenga más contenido humano, porque “hoy todo es un gran negocio”. Estos cambios incluyen mejoras en el sistema educativo y de salud para no seguir profundizando asimentrías, al mismo tiempo que confía en la posibilidad de un cambio cultural a través de la instalación de un modelo de construcción política distinta.

El candidato considera que “la conducta ética del estado esta distorsionada” y que si es elegido gobernador administrará “un estado firme con los poderosos y amigable con los débiles porque ahora es a la inversa”. Brinda ejemplos y dice que “el actual gobierno destrata a enfermeras que cobran poco y en negro pero recibe a la Mesa de Enlace”.

Asimismo se refiere a que “no más de 10 empresas tienen el 90% de las tierras y no hay política pública para 17 mil familias de productores que cultivan lo que se come” y vuelve al tema del empleo como de la consecuencias de la concentración del suelo y el éxodo de los trabajadores rurales. Las dos empresas más grandes que menciona son ADECOAGRO del Grupo Soros, que tiene al menos 5 estancias y según su propia web posee 44 mil hectáreas bajo riego en la provincia destinadas a la producción arrocera y COPRA José Antonio Aranda, titular de la mayor exportadora de arroz de la Argentina y uno de los principales accionistas del Grupo Clarín.

Los organismos del estado que están intervenidos “en nombre de la eficiencia y la eficacia como Vialidad o DPEC, además de INVICO, IOSCOR es en realidad para que no haya directorio y tomar rápidamente las decisiones. Normalizando racionalmente se sacan resultados superiores” asegura.

Considera que el Poder Judicial necesita una “profunda reforma con fuerte participación de la política, para la selección de jueces y creación de normas. La debacle fue mayor cuando se achico el Consejo de la Magistratura y se excluyo a la política diversa y quedo solo la del poder” además “cuando el poder político subordina al judicial, hay injusticia “.

Hay que dar la batalla en términos electorales para demostrar que hay otras formas para practicar la distribución de la riqueza y el ingreso, con equidad, inclusión y equilibrio en el desarrollo de la gente. Esta es la opinión que compartimos con el Presidente y con la Vicepresidenta de la Nación. El gobierno nacional ya lo ha demostrado, con la asistencia financiera a las provincias para sostener el empleo del sector publico y privado en esta pandemia, a los trabajadores de la salud que tienen que lidiar en este sistema y la provisión de vacunas en cantidad y formas adecuadas. Todo muestra que hay un criterio de solidaridad y de tratar de generar oportunidades. Queremos lo mismo para Corrientes, queremos construir eso y demostrar que hay un modelo superador al que tenemos hoy.

Sobre el frente electoral señala que el “proceso de consolidación significa poner las diferencias sobre la mesa y llegar a acuerdos”, destaca la labor del interventor Juanchi Zabaleta en la organización del colectivo para favorecer el recambio. “Es el camino que debemos seguir en toda la provincia y en cada municipio”. Ahora la tarea es lograr la confianza y el compromiso de la sociedad para alcanzar el cambio.