Volver a la tapa

ESPERANDO EL 14 DE NOVIEMBRE

Con el resultado de las elecciones primarias se impone analizar la gestión de gobierno y la toma de decisiones a través de la iniciativa política.

Foto del Autor
Por "Beto" Gómez
agomez@revistaliberacion.com.ar

Pareciera que la derrota electoral del Frente de Todos con números significativos en contra, trajo a la realidad el análisis de lo andado como oficialismo. Sin lugar a dudas, esta revisión debería estar apuntando a la recuperación de esos votos que esta vez no se expresaron a favor y que sí lo hicieron anteriormente cuando se conquistó el gobierno en el 2019.

Para no aburrir con números de cuántos no votaron o son voto castigo, poca participación, enojo social, etc., que ya se analizó hasta el hartazgo -y todo esto siempre en el plano subjetivo- podríamos decir que ahora la “pelota” esta en la cancha del gobierno para revertir esta situación.

Lo que está claro es la realidad, que indica que hay una gran masa de compatriotas que no llegan a fin de mes con sus entradas miserables, que están endeudados y no pueden complementar las cuatros comidas diarias para sus hijos. Lo dicen los números, los del INDEC. Esa desazón manifiesta en los sectores populares y medios, cuestionan al gobierno el NO cumplimiento del acuerdo electoral. Las necesidades del día a día no fueron ni siquiera mencionadas en la campaña electoral y ‘’el te cuido la vida’’, muy importante en la cruzada contra el virus, no alcanzó a esa necesidad diaria básica para subsistir. La incertidumbre ante la situación desconocida de la peste, sin comida y sin futuro, no hay IFE que alcance.

Las medidas deberían ser a largo plazo donde se garantice cierta seguridad, por ejemplo el control de los precios de los alimentos y servicios. Lo básico. Ante esto, muchos dicen que no se puede tomar medidas profundas, no hay correlación de fuerza. Y sí, los grandes poderes reales de la argentina siempre tuvieron más poder, pero a eso se le impone la iniciativa política, que a este gobierno lamentablemente hasta ahora le falló, hay que decirlo.

Siempre se está en inferioridad de condiciones con los poderes reales, por eso la iniciativa política crea condiciones para resolverlo. No hay otra manera de saber y si se falla, ahí recién se conoce que no se podía, no antes. La función social del estado siempre fue la esencia del peronismo. Ultimo y único refugio de los mas pobres, de los humildes, los eternos olvidados de la tierra. ‘’Peronismo con hambre no es peronismo’’, se tituló recientemente un artículo. Real por donde se lo mire.

PERONISMO CORRENTINO

En Corrientes el peronismo pone en juego el 14 de noviembre varias de sus intendencias, entre ellas Santo Tomé, Paso de los Libres y Mercedes, con posibilidades reales de perder en dos de estas tres. Es decir, aún ganado en las demás, la pérdida de territorialidad va a ser significativa. Y ante un peronismo disperso, el día después del 14 será grave políticamente.

Desde hace tiempo venimos señalando desde estas páginas, que el peronismo correntino necesita de manera urgente un proyecto político y estratégico de reorganización a mediano y largo plazo. La reconquista del espacio territorial, en todas sus variantes, es vital para cualquier intento de llegar al gobierno provincial. Sin eso, lo estratégico, seguiremos desperdigándonos lentamente. Es una tarea difícil, porque debe prevalecer el objetivo político colectivo y provincial, no otros que condicionan permanente al movimiento peronista local. Pero la única manera de proponerse algo así, es justamente plantearse todos los aspectos de esa lucha política e ir readecuando constantemente durante el proceso del mismo.

No es imposible llegar a cumplir esa meta tan ansiada por el peronismo, hay herramientas. Pero en política no se puede vivir de coyunturas solamente. Se necesitan estrategias, lo dijo el General.-