Volver a la tapa

EN LA BALANZA DE LA JUSTICIA EL PLATILLO DE LA DERECHA ESTÁ CARGADO

Artículo 1º.- La Nación Argentina adopta para su gobierno la forma representativa, republicana y federal, según lo establece la presente Constitución.

Foto del Autor
Por Germán Wiens
Logo

Así comienza nuestra Constitución Nacional, hagamos una muy breve y primaria (de escuela primaria) explicación: Representativa: significa que el pueblo gobierna por medio de representantes que elige por el voto. Republicana: se basa en la división, control y equilibrio entre los 3 Poderes: el Poder Legislativo: que hace las leyes, el Poder Ejecutivo: que ejecuta las leyes, el Poder Judicial: que interpreta las leyes y las hace cumplir a través de sus sentencias. Federal: permite que convivan dos clases de gobiernos, los gobiernos provinciales (ya que cada provincia se gobierna a sí misma) y el gobierno federal, que abarca todo el territorio de la Nación. Este sistema permite el control y cooperación entre los diferentes poderes u órganos del estado.

Con esto intentamos demostrar que el Poder Judicial no cumple con ninguno de los principios rectores del artículo primero de la Constitución Nacional, no es representativa ya que el pueblo (ciudadano si alguno prefiere) no interviene en la designación, no es republicana ya que controla a los otros poderes y los deslegitima al derogar leyes vigentes, poner en vigencia leyes derogadas subrogando al poder legislativo e impone políticas económicas en reemplazo de funciones propias del poder ejecutivo, a la vez que no permite ningún tipo de control, imponiendo a todos los argentinos políticas económicas que los perjudican, beneficiando a quienes aparecen como sus mandantes, las grandes corporaciones mediáticas y económicas. No es federal, son 4 miembros 2 santafesinos 1 cordobés y 1 porteño, todos representantes de Clarín. Se impone una autocracia judicial que mata a la democracia.

El proyecto de Estado imaginado por su Constitución se revela incapaz de cumplir con el cometido esencial republicano, esto es, distribuir el poder para el ordenado ejercicio de la soberanía popular. Esta mutación hace tambalear el sistema democrático.

Nuestra Constitución Nacional interpretada por falsarios, resulta inservible, pues permite que la distribución del poder, lejos de posibilitar el ejercicio ordenado de la soberanía, concentra para que, en forma arbitraria, una Corte exegeta último de la ley y la justicia se rinda ante las exigencias del poder económico concentrado en perjuicio del conjunto de la sociedad.

Es posible sostener que los defectos vienen de siempre y que nunca tuvo verdadera eficacia el sistema de controles cruzados entre los poderes y puede ser considerado cierto, ya que tuvimos Cortes de todo tipo y color que llegaron hasta avalar los golpes de estado. Sin embargo, podemos afirmar que nunca antes se los haya desbalanceado intencionalmente hasta el límite actual, o sea, que nadie antes haya sido tan perversamente osado como en el actual momento. En la balanza de la Justicia el platillo de la derecha está cargado.

En una nota del maestro Zaffaroni nos dice “que la Corte permanece indiferente ante hechos jurídicamente aberrantes. Y se pregunta ¿Por qué no dice nada cuando, en lugar de citar a un procesado, se lo detiene de madrugada y se lo muestra en pijama y descalzo por televisión? ¿Por qué un juez puede citar a nueve indagatorias en un mismo día? ¿Por qué hay jueces que concentran todas las causas que quieren en su tribunal violando la regla elemental del juez natural? ¿Por qué hay jueces que desconocen la cosa juzgada? ¿Por qué hay jueces que van a jugar tenis o paddle o al fútbol con el principal interesado en que emitan una sentencia condenatoria y no se excusan? ¿Por qué hay jueces que inventan los vínculos residuales como impedimento para la excarcelación? ¿Por qué hay jueces que procesan por traición a la patria cuando nunca hubo guerra? ¿Por qué no avanzan las causas que involucran a funcionarios que endeudaron astronómicamente al país? ¿Por qué no se cita a los que financiaron el grupo del que surgió el border que intentó matar a la vicepresidenta? ¿Y por qué permite que uno de sus propios jueces no se excuse en causas en que son parte sus ex–clientes? Los ¿por qué? son estos y muchos más, y la respuesta es única: porque se le da la gana a la Corte y a los jueces que encubre”.

Con el respeto al maestro, voy a intentar una respuesta más allá del que porque se les da la gana. Debemos pensar que esto fue planificado, que comenzó con la entente Macrista / Radical con objetivos claros: obtener impunidad para sus propios “agentes”, funcionarios adscriptos del poder económico y concesionarios de los bienes del estado, agrandar el mercado de explotación y privilegiar determinados intereses económicos. En la ejecución del plan se utilizaron todos los medios disciplinadores conocidos, incluso algunos casi imposible de imaginar, resumamos en “carpetazos” con elementos conseguidos por “servicios”, aprietes económicos, judiciales y quizá algunos actúan por convicción.

Reconocemos en el plan llevado adelante por la coalición Cambiemos y que continuó durante este gobierno, que en muchos casos actuó tardíamente, no lo hizo o mantuvo silencios “precavidos”, “dialoguistas”, “consensuales” que catalogamos como ingenuos, pero que cualquier pensador mal intencionado puede considerar como muy cercanos a la complicidad. Obvio que no de todos, pero convengamos, para mencionar algunos ejemplos, que las actitudes de los gobernadores Bordet, Uñac, Perotti está cercana a la traición. Les sacan la posibilidad de fondos nacionales para dárselos a la privilegiada CABA, sentencia dañada en su contenido y procedimiento de por sí plagado de irregularidades y dañada en su legalidad luego de conocerse los diálogos de Rodríguez Larreta con Rosatti por interpósita persona. O no se dieron cuenta de la responsabilidad de la Corte en la sentencia condenatoria de Cristina, o de la falta de celeridad e interés en la investigación del fallido magnicidio, o de la arbitrariedad contra Milagro Sala; el grotesco con el Consejo de la Magistratura poniendo en vigencia una ley derogada hace 16 años, votarse a uno mismo para ostentar el cargo de Presidente del Tribunal; anteriormente el ridículo intento de aplicación del 2×1 a delitos de lesa humanidad y podemos mencionar muchísimas causas más (como los interrogantes de Zaffaroni), pero éstas debieran bastar para mostrar la felonía de los mencionados gobernadores y otros que no nombramos pero que no olvidamos.

Volviendo al plan podemos decir que fue sistemático, como aquel ideado por la dictadura militar que tenía “objetivos”. Seguramente en el espacio de esta nota y también por carencia de información no vemos todos esos “objetivos”, pero sintetizaremos, que está claro que sentaron las bases para la impunidad de Mauricio Macri, sus funcionarios, amigos, socios y allegados respecto a los actos ilegales y ruinosos para el Estado Nacional y los respectivos enriquecimientos ilícitos.

Otro de los “objetivos” del plan es lograr obtener legalidad para las políticas neoliberales que no solo endeudaron al país, sino que violan diversos derechos laborales, jubilatorios, económicos, sociales y culturales de la sociedad argentina, interpretando para ello amañadamente la Constitución Nacional y hasta tratados internacionales. De este modo, con la Corte y el Consejo en una sola mano se ha generado una arquitectura para disciplinar y perseguir a los magistrados que los reconozcan.

Otro “objetivo” del Plan Sistemático y Estructural es demasiado especifico y está dirigido a la definitiva consolidación de un “supra poder”, por eso es necesario atacar directamente al corazón de la Resistencia: la persecución penal y la proscripción política, incluyendo a líderes políticos como Cristina Fernández de Kirchner, referentes de organizaciones sociales, de instituciones intermedias, y especialmente la principal fuerza transformadora en la Argentina: el Peronismo.

La culpabilidad, es el juicio de imputación personal, que supone la reprochabilidad de los hechos y se funda en la existencia de un desacato por parte de los autores frente al Derecho. Las conductas de los Cortesanos puestos frente a las normas configuran mal desempeño sin duda y en muchos casos delitos. Esa conducta, deteriora la confianza general en la vigencia del ESTADO DE DERECHO.

Como militante que se identifica con el Frente de Todos, como antes con el de la Victoria, con los gobiernos de Cristina y Néstor, me hubiera gustado que el Gobierno Nacional hubiera reaccionado antes, cuando gozaba de mayor legitimidad política, allá cuando empezó y que a las políticas las anuncie convencido, para no tener que “recular”, que lo haga por la cadena nacional y no por twitter, porque todos los días tiene una cadena nacional en contra trasmitiendo las 24 hs.

Demostrado el anti republicanismo de la Corte, su intencional mala praxis delictual y de mal desempeño, su absoluta sumisión al proyecto del Macrismo/Radical, el convencimiento de éstas y otras razones por parte del compañero Presidente que lo llevaron a presentar el pedido de juicio político, debiera ésta vez rever su decisión e INDULTAR A MILAGRO SALA.

Piu Avanti Presidente que todos tenemos salvación 5 segundos antes de la muerte!! –