Volver a la tapa

Deterioro y abandono del ex centro clandestino de detención R I 9

Foto del Autor
Por "Beto" Gómez
agomez@revistaliberacion.com.ar
Logo

«ARTICULO 1º Declárense Sitios de Memoria del Terrorismo de Estado, en adelante Sitios, a los lugares que funcionaron como centros clandestinos de detención, tortura y exterminio o donde sucedieron hechos emblemáticos del accionar de la represión ilegal desarrollada durante el terrorismo de Estado ejercido en el país hasta el 10 de diciembre de 1983.» Ley 26691

Así comienza la ley sobre PRESERVACION, SEÑALIZACION Y DIFUSION DE SITIOS DE MEMORIA DEL TERRORISMO DE ESTADO. Familiares, víctimas, sobrevivientes y miembros de organismos de derechos humanos del «Espacio de Memoria Regimiento de Infantería 9», manifestaron su profunda preocupación por el «evidente estado de deterioro y abandono» en que se encuentran las instalaciones del predio del RI 9, donde funcionara un centro clandestino de detención en la ciudad de Corrientes.

El Ex Regimiento 9, se halla comprendido dentro del alcance de la ley citada. Y que la afectación como Sitio de Memoria de todo el predio del ex Regimiento se halla refrendada en la Resoluciones SDH número 995-2015 y MD 172-06 declarando la intangibilidad del mismo.

Al respecto, quedó acreditado en el Fallo del Tribunal Oral Federal de Corrientes al dictar sentencia el 6 de agosto de 2008 en la causa Nicolaides Cristino, De Marchi Juan Carlos y otros p/asociación ilícita gravada en concurso real con los delitos de privación ilegal de la libertad agravada, abuso funcional, aplicación de severidades, vejaciones, apremios ilegales y aplicación de tormentos, conocida como causa «Regimiento 9».

Miembros del Espacio de Memoria del RI9 9, constituidos en asociación Civil a fin de establecer en dicho lugar un Espacio de Memoria, ven con preocupación como el edificio en cuestión se va deteriorando rápidamente sin que las autoridades, nacionales o locales intervengan a pesar de los innumerables pedidos de solicitud de acondicionamiento.

Informes de diferentes profesionales que realizaron in situ, dan cuenta del daño causado por las inclemencias del tiempo y de las termitas, principalmente del «Galpón » lugar emblemático, donde se torturaban a los prisioneros y prisioneras que ahí se encontraban detenidos clandestinamente.

A su vez la Comisión de Espacio de Memoria del RI9 urge a las autoridades nacionales y que se cumpla con las requisitorias de las políticas públicas sobre sitios de memoria. Ya que la norma mencionada en su artículo 2 coloca al Poder Ejecutivo como garante de la preservación de todos los Sitios a los fines de facilitar las investigaciones judiciales, como para la preservación de la memoria de lo acontecido durante el terrorismo de Estado en nuestro país.»

Sin lugar a dudas, la necesidad de la construcción de la memoria colectiva en cualquier sociedad, es la base para no solamente garantizar que determinados hechos aberrantes que ocurrieron en el pasado sino también para que no vuelva a producirse en el presente o futuro. Y es aquí, donde espacios como el lugar emblemático de tortura y desaparición de personas de Corrientes, cobra una dimensión trascendental, no solamente por el pasado sino también para construir identidades en un lineamiento histórico local.

Argentina es un referente mundial en temas de derechos humanos, por lo que hace más significativo preservar lugares como estos, y poder procesar así cada una de las experiencias conflictivas de nuestro historial provincial y nacional. Generalmente, ante cualquier reflexión que signifique memoria colectiva, en el marco del pensamiento crítico, genera cierta reacción del estado y del statu quo. Sin embargo, no por eso se debe ignorar la necesidad de tratar la problemática en comunidad y con el desafío de construir futuro y ciudadanía al mismo tiempo, generando verdaderos pasos institucionales fundamentalmente para las próximas generaciones.

Quizás, las autoridades, puedan entender del porqué de las urgencias de atender este caso y resolver juntamente con las cuestiones jurídicas, la situación del predio. Sin lugar, a dudas los espacios de Memoria son herramientas útiles y reparadores a la problemática de la historia.

En este Regimiento, funcionó la jefatura del área militar 231 durante la última dictadura cívicomilitar -1976- 1983- por donde pasaron centenares de víctimas, muchas de las cuales continúan desaparecidas Cabe mencionar también que en el año 2004 la Justicia Federal dicto una medida cautelar sobre el predio – vigente a la fecha– y actualmente es fuente de prueba judicial próxima a juicio oral.

Diagnóstico profesional del estado y recomendaciones: El edilicio es crítico, en un proceso degradante que debe ser atendido en forma inmediata para preservar el edificio, esencialmente para protegerlo de las inclemencias del tiempo (lluvia, sol, entorno de grandes árboles y ataque de termitas) que mediante el relevamiento se ha detectado se encuentra en activa evolución negativa. En la medida en que no se pueda realizar una restauración del conjunto edilicio, por las medidas procesales que falten realizar, la atención para su mantenimiento implica, al menos, una resolución de tipo conservativa externa.

El criterio a recomendar es de realizar una obra de protección en la envolvente general: cubierta de paredes, carpinterías y solados, de manera de interrumpir el deterioro por acciones externas y propender a la mejor conservación de los materiales que definen al mismo. Es necesario recomendar al margen de la propuesta arquitectónica, resolver en forma simultánea quién será el responsable local del mantenimiento, si la secretaría de DDHH de la Nación o si ésta delega, por el tema de la propiedad, en el ejército, sin perder el control por la propia secretaría y por supuesto en la asociación Civil Espacio de la Memoria de RI9.

La pérdida de la memoria afecta el porvenir, los llantos y el dolor por lo sufrido, la reflexión por los que no están físicamente, para que la sociedad no sólo sepa que pasó en esos oscuros años, sino también para los que quedamos podamos seguir peleando porque algún día lograremos el objetivo de una sociedad democrática, más justa e igualitaria. Recuperar el RI 9 es recuperar un poco de la Patria y fundamentalmente nuestra dignidad para poder decir a todos nuestros 30.000 compañeros y compañeras desaparecidos que ¡ahora y siempre estarán presentes.