Volver a la tapa

Corrientes es una de las provincias más beneficiadas por el Presupuesto Nacional 2021

Foto del Autor
Por Jorge Antonio Romero
Diputado Nacional PJ-FPV

En el Congreso de la Nación terminamos de sancionar la Ley de Presupuesto Nacional para el ejercicio 2021 que -después de cuatro años de recortes neoliberales- vuelve a poner a la inversión pública como motor de la recuperación económica, el desarrollo productivo y la creación de empleo para la postpandemia.

El Presupuesto Nacional 2021 prevé para Corrientes más de $116.00 millones en giros de fondos federales, transferencia de capital e inversión real directa en el territorio provincial, lo que representa una suba interanual del 26% en la asignación de recursos.

El 54% de esos fondos (unos $62.574 millones) serán para financiar prestaciones de seguridad social y programas de inclusión que alcanzan a más 630.000 correntinos y correntinas.

Las transferencias corrientes, como la Coparticipación, aumentarán 57% para Corrientes. Y están previstas 132 nuevas obras públicas por casi $20.000 millones que beneficiarán a 52 municipios de manera directa, con una suba del 375% en el financiamiento nacional en infraestructura.

Con estas variables positivas, Corrientes es una de las provincias más beneficiadas por el presupuesto nacional 2021:

 El mayor aumento en inversión nacional en obras públicas: a nivel país mejoran un 100% y para Corrientes aumentan el 375% interanual.

 Con una suba interanual del 26%, Corrientes es la provincia que más aumento recibe en transferencia de fondos e inversión directa en todo el NEA.

La inversión del Gobierno Nacional en prestaciones de seguridad social, programas de contención e inclusión, obras de alto impacto social beneficiarán de manera directa al 70% de la población de Corrientes.

 Entre las actuales obras nacionales en ejecución en el territorio y las proyectadas a concretarse, el 81% de los municipios de Corrientes recibirán inversión nacional en infraestructura. La mayoría de esas comunas son administradas por intendentes (ECO+JXC) opositores al gobierno del presidente Alberto Fernández; lo que habla del carácter federal, inclusivo y plural de la inversión.

Corrientes con zona franca y polo de desarrollo

Junto a mis compañeros y compañeras legisladoras nacionales Nancy Sand, Ana Almirón y José “Pitin” Aragón también logramos incorporar a Corrientes en la lista de provincias que integrarán las “Áreas Aduaneras Especiales y Polo de Desarrollo” (Art. 124 del Presupuesto Nacional 2021) que beneficiará muy especialmente a las ciudades limítrofes y que diariamente comercializan con Paraguay, Brasil y Uruguay.

Corrientes y muchas de sus ciudades limítrofes se beneficiarán de la eximición de impuestos nacionales que pudieren corresponder por hechos, actividades u operaciones que se realizarán en estas zonas francas especiales y polos de desarrollo. La exención alcanzará a impuestos como Ganancias, IVA, Impuestos Internos, Bienes Personales, Impuestos Bancarios, Impuesto a los Combustibles.

Estas zonas aduaneras especiales servirán de incentivo para la instalación de múltiples actividades privadas, desarrollo industrial y para la inversión estatal.

Automatización en el giro de fondos especiales

Otra de las novedades importantes para Corrientes son la automatización en el giro de fondos especiales que antes demoraban largos períodos, por procesos burocráticos engorrosos.

Por ejemplo, los recursos por excedentes de la represa de Salto Grandes comenzarán a llegar a Corrientes de manera mensual y en forma automática

También incorporamos la trasferencia automática mensual del Fondo Especial del Tabaco (FET) que el Gobierno Nacional les gira a las provincias productoras. Era una demanda histórica de los productores correntinos de los departamentos de Lavalle y Goya que pudimos satisfacer.

Nuevas obras estratégicas para Corrientes

Después de reunirnos con intendentes, concejales, diputados y senadores provinciales, organizaciones sociales, pequeños productores, PyMEs y emprendedores; recogimos sus demandas y logramos incorporar al Presupuesto Nacional 2021 muchas de las obras de infraestructura que cada sector necesita:

Obras Viales y Pavimento Urbano. Redes de agua, cloaca, obras hídricas.  Infraestructura Municipal. Obras Educativas. Obras eléctricas (Por razón de espacio la totalidad de las obras pueden ser consultadas en el Facebook de Revista Liberación o en @Jorge Antonio Romero 2017)

 Obras de vivienda

• Financiamiento de viviendas mediante programas Procrear, Promeba, Vivienda Social, Proyectos Integrales de Hábitat.

Obras deportivas

• Obras para Clubes Deportivos de Goya, Paso de los Libres, Mercedes, Yofre, San Roque, Lavalle, Capital, Alvear, Santo Tomé, Monte Caseros, Esquina y Bella Vista.

Aumento de la inversión en Salud, Educación, Seguridad, Inclusión, Desarrollo

El Presupuesto Nacional 2021 sigue algunos objetivos centrales como: primero tranquilizar y luego dinamizar la economía, potenciar el desarrollo y la inclusión social con inversión pública, generar empleo y aumentar el consumo para activar el circuito virtuoso de la economía interna que siempre nos ayudó a salir de las crisis.

En ese marco, la Ley de Leyes define aumento de la inversión en áreas como Salud, Educación, Seguridad, Inclusión Social, Ciencia, Desarrollo. La inversión en Salud Pública será la más importante en los últimos años: 0,53% del PBI e incluye financiamiento para la vacuna contra el Covid-19 cuando esta sea aprobada.

Hay un importante aumento de la inversión en Educación y Conectividad, que vuelve a la senda del crecimiento tras el ajuste neoliberal macrista; y por primera vez en la historia hay un presupuesto con perspectiva de género y suba de 1350% de la inversión en las políticas para la mujer.

Desendeudar la Patria, las provincias y las familias

Las políticas económicas que buscan desendeudar al país, a las Provincias y a las familias tras los años de ajuste y exclusión macrista; es otra de las características del Presupuesto nacional que se apoya en otras leyes y programas para alcanzar estas metas.

Quizá la noticia económica más importante del año haya sido el anuncio que –a principios de agosto pasado- hicieron el presidente Alberto Fernández y el ministro de economía Martín Guzmán: el acuerdo con bonistas privados y la reestructuración de 68.000 millones de dólares en obligaciones bajo ley extranjera que también nos dejó como herencia criminal Mauricio Macri.

Ese acuerdo, primero evitó que el país caiga en default. Luego permitió que el Estado nacional despeje vencimientos para los próximos cinco años, generando certidumbre económica y ahorrando 37.800 millones de dólares (por quitas) que ahora la gestión del presidente Alberto Fernández destina a generar empleo, invertir en obras y programas de inclusión social.

Sin esa reestructuración de deuda externa no hubiera sido posible proyectar todas las inversiones y beneficios que contempla el Presupuesto nacional 2021.

Previo al acuerdo, Argentina debía enfrentar vencimientos por 63.000 millones de dólares entre 2020 y 2024. Con el acuerdo, en los próximos cinco años el país solo pagará 6.000 millones de dólares en pasivos.

Esto libera fondos para que el Estado Nacional pueda atender en mejores condiciones los efectos de la pandemia, pueda recuperar el consumo y la producción interna, pueda generar empleo, invertir más en obras públicas.

Ahora el desafío es tornar “manejable” también la deuda de 44.000 millones de dólares que Mauricio Macri nos dejó con el FMI.

Otra novedad importante que aportamos desde el Congreso de la Nación en materia de desendeudamiento, es la sanción de la Ley de Defensa del Fondo de Garantía de Anses. Esa normativa habilitó una reestructuración de $4.304 millones en deudas para el Gobierno de Corrientes, fondos de los jubilados que el gobierno de Macri le entregó a la gestión provincial de ECO+Cambiemos entre 2016 y 2019.

Gracias a esta nueva Ley, el Ejecutivo Provincial recibirá un período de gracia, se eliminan tasas de interés, se extienden plazos y se le otorga facilidades de pago de 4 a 7 años con bonos. Y 210.783 personas de Corrientes se beneficiarán con la Ley de Defensa del FGS de Anses que habilita un plan de desendeudamiento para quienes tomaron créditos de Anses por $6.552 millones, aun no lo devolvieron y hace un año no pagan capital ni intereses por decisión del Gobierno Nacional.