Volver a la tapa

Compañero Néstor Ayala: ¡Hasta la Victoria Siempre!

Foto del Autor
Por Revista Liberación
editorial@revistaliberacion.com.ar
Logo

El tren cruzaba puentes / sobre arroyos de fuego / era una flecha ruidosa / que estremecía el agua / miré hacia atrás / y vi cómo la noche / borroneaba el paisaje / apagaba la luz de los lapachos / el pudor hizo que un grito / se quedara en silencio / mi corazón crujía sobre rieles.

Último Tren – Rubén Sebastián Melero

Ante la reciente y tan sentida muerte del compañero Néstor Ayala, los integrantes del Ateneo Liberación decidimos rendirle tributo publicando algunas de las reflexiones que se expresaron en diversos medios digitales por su partida. Fueron cientos de compañeros, de amigos, de familiares y de diversas instituciones los que expresaron su dolor ante su muerte.  Es imposible publicarlas a todas, pero creemos que estas pocas y espontáneas líneas muestran mínimamente la estela política y afectiva que dejó la trayectoria del compañero Néstor Ayala.

Él es Néstor Ayala. Médico de la primera línea de combate en defensa de la Salud Pública en Corrientes. Su vida transcurría entre el Hospital, la lucha sindical de los trabajadores y profesionales de la Salud y la militancia nacional y popular. Lo que se dice, un luchador de tiempo completo y en todos los terrenos por donde pasa la vida. Junto a su hermana Rosario, honraron siempre la memoria infinita de su hermano mayor, Vicente Cacho Ayala, militante peronista montonero desaparecido por la represión genocida.


Me avisan recién que Néstor Ayala, nuestro amigo y compañero de lucha por un país más justo, murió esta mañana por Covid. Y me pongo a llorar en un rincón de mis silencios. Justo él, que amaba tanto la vida. Qué maldita la muerte cuando es tan injusta y tan temprana. Pocos como él se hubiesen alegrado tanto por este día en que se inició la vacunación. No llegaste a tiempo, compañero del alma. Y sólo me sale decirte: Néstor querido, ¡hasta la victoria siempre!

Jorge Giles


Ateneo Liberación de Corrientes brinda su más sentido pésame, con tristeza y dolor por el fallecimiento del compañero Néstor Ayala a su familia, a sus amigos y compañeros. Recordando su lucha inclaudicable por los trabajadores de la salud, un militante imprescindible en las causas sociales, populares y colectivas, con una mirada inclusiva. Un hombre comprometido con los derechos humanos, por la búsqueda permanente de justicia. Un insustituible que estará con nosotros en cada reclamo y reivindicación.

Ateneo Liberación


Ésta mirada, esa forma de mirarte con dulzura, con cariño auténtico, su abrazo siempre dispuesto. Así te recordaré compañero y amigo Néstor Ayala. HLVS

Diego Cazorla Artieda


Me invade la tristeza y poco acuden las palabras, se siente en el pecho, en los ojos que duelen. Tristeza cruda, sin reveses, plena tal como tu afecto se sentía, directo, sin vueltas, entero. Dejas un hueco en nuestras vidas y las de tantos, y es eso…un lugar que no va a ser llenado. Tristeza enorme y algo de rabia todavía en la garganta. Aún no hay consuelo. Todavía sin palabras comparto homenajes de otros. Hasta siempre Tío Néstor.

Micaela Durruty


Néstor querido y viejo amigo, compañero de banco, compinche. Siento tu fallecimiento, como una parte mía que se va, que ya no está. Un desgarro en el alma, una herida afectiva enorme y lacerante. Esta tragedia cruel y despiadada, la pandemia, nos deja huérfanos de las personas que queremos. Es un momento muy triste, tristísimo. Solo me consuela recordar que te mande un mensaje, cuando esto comenzaba y me pudiste llamar, y en esos escasos minutos, pudimos repasar los años de amistad, de aventuras y preguntas, años de vida compartida que siempre nos van a unir. Y no puedo seguir escribiendo porque las lágrimas no me dejan. Siento un desconsuelo profundo.

Alfredo Martín


Hasta siempre querido compañero de colegio y de militancia. Cuando no estuve bien, estuviste, compartimos momentos, me acompañaste cuando me operé de urgencia, es mucha vida compartida. ¡Hasta siempre querido Néstor Ayala! ¡Demasiada tristeza!

Miguel Fiat


La vida es una de cal y una de arena. Festejo y tristeza se entrelazan hoy ante la partida terrenal de mi querido amigo de la vida Néstor Ayala con quien compartimos vivencias, aventuras, estudio y muchas otras cosas. Una persona recta, sin dobleces, solidaria, trabajador incansable por los derechos de sus pares y del pueblo. No tuvo una vida fácil, la dictadura le desapareció a su hermano en plena juventud y eso le pego muy hondo en su forma de relacionarse con los demás, haciéndolo menos expresivo de lo que realmente deseaba. La sociedad pierde uno de sus líderes y luchadores, pero la familia y sus amigos perdemos a alguien necesario e irremplazable. Se lo va a extrañar demasiado. Saludos al cielo donde te encontraras con los que tanto amaste. Buen viaje chamigo.

Guillermo Blugerman


Cuando trágicamente murió Albert Camus, Jean Paul Sartre lo despidió tomando una frase del mismo Camus. “¡Vive de tal manera que tu muerte sea una injusticia!” Es lo que uno siente ante la muerte del compañero Néstor Ayala.

Fernando Abelenda


El ser humano llegó a la Luna y navega el espacio como antes lo hacía por mares. Domina las técnicas médicas, las del ADN y la de complejas cirugías, pero ante el covid-19 los remedios más eficaces son medievales: alcohol, jabón y aislamiento y, recién ahora, vacunas. Una dolorosa muestra de la necesidad de formas de vida actuales más humanas, solidarias y respetuosas del medioambiente con un estado fuerte y eficaz que no ceda sus obligaciones sanitarias. (En memoria de Néstor Ayala, médico correntino, luchador del gremialismo médico y la salud pública fallecido el lunes en nuestra provincia por coronavirus).

Pablo Andrés Vassel