Volver a la tapa

NO PASA NADA

Hechos violentos con condimentos que van desde la política, la corrupción y las mafias enquistadas, acontecen en una provincia gobernada desde hace más de dos décadas por el mismo signo político, mientras el gobierno dice que no hay clima de violecia.

Foto del Autor
Por Jacinto Alvarez
Logo

En Corrientes según el gobernador recientemente reelecto, Gustavo Valdés, no hay clima de violencia. Esta aseveración por parte del primer mandatario se da en simultáneo con varios hechos violentos con condimentos entremezclados que van desde la política, la corrupción y las mafias enquistadas en una provincia muy pobre, gobernada por un mismo signo político hace más de dos décadas.

Agosto fue el mes de bautismo en cuanto a la agenda electoral, pero también acaso como presagio de lo que vendría, arrancaba con un salvaje doble homicidio en inmediaciones al predio Cruz Gil en la localidad de Mercedes. La tarde del viernes 6 de agosto un puñado de lúmpenes y marginales atacan a puñaladas a un joven trabajador y padre de familia de 30 años de edad, Sergio Canteros, y a su padre quien fallecería dos días más tarde, Julio Cesar Canteros de 64 años. El manejo de terrenos en inmediaciones al santuario del Gauchito Gil habrían sido «el justificativo» para que una patota atacara violentamente a un par de hombres trabajadores de la zona, que pretendían defender el frente de su comercio de comidas para que no se les instalarán estos «soldaditos» de la mafia que regentea el predio Cruz Gil y que venía avanzando en apropiarse ilegalmente de otros terrenos lindantes en ambos lados de la ruta que atraviesa el lugar.

Las acusaciones de la familia de las víctimas y de infinidad de vecinas y vecinos apuntan como autora intelectual de los asesinatos a la ex interventora del lugar, Ramona Villalba, puesta allí en su momento por el ex kapanga Ricardo Colombi. Si bien hoy Villalba fue quitada del manejo del lugar, continua impunemente en libertad, intocable. Mientras tanto Valdés nombró como nuevo interventor del Centro Recreativo Cruz Gil, al ex comisario de la policía provincial, Victor Isnardo, sobre quien se dice fue retirado de la fuerza de mala manera por el propio Colombi en algunas de sus gobernaciones aunque en el pasado el uniformado hubiera sido tropa del mercedeño. Por lo tanto, de ser así, recobraría fuerza eso de la interna por el manejo de «la cosa» entre los correligionarios Colombi y Valdés. Tanto para la familia de las victimas como para la comunidad, han cambiado algo para no cambiar nada.

Politoxi en Monte Caseros

Varios días después del sábado 11 de agosto, trascendió que ese sábado en la localidad de Monte Caseros, el comisario Manuel Ignacio Vera, jefe segundo de la comisaria primera de la localidad había sido detenido para ser «alojado» en la Unidad Regional de Curuzú Cuatiá por haber detenido ilegalmente a un joven de 21 años y haberlo «apretado» para convertirlo en tranza de narcomenudeo de una red regenteada evidentemente por, por lo menos, integrantes de la Policía de Corrientes pero con la presunción de la participación también de autoridades judiciales y políticas del lugar. El comisario Vera «brindaba» entre sus ofrecimientos al joven extorsionado, zona liberada para comercializar falopa y exigía de movida un cachet inicial de 30.000 pesos. Al ser denunciado por familiares del joven acompañados por la CODEJU (Coordinadora por los Derechos y la Justicia), el comisario fue evidentemente advertido por funcionarios judiciales y vuelve a apretar al joven con absoluta impunidad, lo que obligó a radicar la denuncia también en el ámbito de la justicia federal, aunque esta esté en manos del magistrado Gustavo Fresneda, hombre muy cercano al poder político de turno.

Vale señalar que hoy es incierto la situación de Vera como de la causa en sí…de eso ya no se habla más.

Balazo a diputado opositor en cierre de campaña (Tapebicuá)

Jueves 26 de agosto, cierre de campaña del Frente Corrientes de Todos en Tapebicuá, en pleno hecho político el diputado provincial Miguel Mateo Arias recibe un balazo en el estomago, a tres días de las elecciones provinciales y en medio de una coyuntura donde la interna de la UCR entre el ex gobernador Ricardo Colombi y el actual gobernador Gustavo Valdés amenaza con jugarse fuerte. La respuesta de la justicia provincial conjuntamente con el gobierno fue primero e inmediatamente minimizar el hecho y negar que se trate de violencia política. Disparan con arma de fuego a un legislador de la oposición en un acto proselitista, pero no es suficiente para ser conceptualizado como violencia política?, será porque la víctima no murió?, acaso hubiera tenido que fallecer Arias para darle la definición de atentado político?. Seguido a eso, intentan empiojar y desviar la investigación recurriendo al viejo y conocido «se matan entre ellos» que en esta versión sería «se dispararon entre ellos» tratando de paso de embarrar al compañero y amigo de Arias, intendente de Paso de los Libres y hombre fuerte del Peronismo en la región, Martín Tincho Ascúa.

A los puntazos (Mburucuyá)

Domingo de votación generales provinciales del 29 de agosto, obviamente con repercusiones a nivel nacional del todavía humeante balazo a Arias, cerca del mediodía se conoce que el candidato a intendente por la oposición en la localidad de Mburucuyá, Gustavo Aromí denuncia ante la justicia por intimidación y hostigamiento al actual intendente, que va por su reelección por el oficialismo radical-macrista, Kelo Guastavino que ya está denunciando por junto a su hermano golpear a trompadas al periodista Marcelo Florindo el año pasado por haberlos filmado descargando recursos públicos en su domicilio particular. Aromí se ve obligado a enunciar a Guastavino por que el intendente al disputarse el acompañamiento y traslado de una vecina para ir a votar y no habiendo logrado caer en simpatía de la votante, se enoja y decide chocar con su vehículo al automóvil en el que se trasladaba Aromí y la vecina-votante en cuestión. En simultaneo se viraliza un video donde registra que un ladero de Guastavino corre cuchillo en mano y decidido a apuñalar a un militante del peronismo, al mismo tiempo casi en perfecta sincronización, Valdés, está saliendo a los medios declarando que «en Corrientes no hay violencia política».

Converso amenaza de muerte a concejal peronista por un cargo (Goya)

Lo último, hasta ahora, el pasado 7 de septiembre según declaraciones del concejal de Goya por el Frente de Todos, Pablo Ibañez, el ex diputado nacional y ex peronista hoy militante y defensor de los candidatos de Macri en Corrientes, Oscar Macías, junto a su esposa Sabrina Coronel se hicieron presentes en el estudio jurídico del concejal Ibañez, y comenzaron a increparlo hasta incluso Macías agarrarlo del cuello y amagarlo a golpearlo con los puños amenazándolo con que le iba a pasar por arriba con la camioneta en la calle, por la negación del edil a entregarle un cargo en el Concejo Deliberante que corresponde a la bancada de la oposición. Evidentemente jugar políticamente para Encuentro por Corrientes – UCR – Juntos por el Cambio – PRO garantiza sobrada impunidad como para manejarse de este modo.

Hasta acá algunos hechos en el último mes y medio que dan muestra que nuestra provincia es un lugar muy tranquilo en cuanto a las relaciones políticas y de poder, como dijo el gobernador ACÁ NO PASA NADA.-